lunes, 24 de agosto de 2009

Y...¡No a las Naranjas Mecánicas!


(La Imagen en la parte superior, se muestra la cruel escena en donde el sometimiento mental del programa "Ludovico" atormenta a "Alex" para hacerle un "Hombre de Bien", eliminando sus instintos agresivos a base de traumas constantes. Esto en el largometraje del cineasta judío Stanley Kubrick "A Clockwork Orange")


"La Naranja Mecánica", como se le conoció a este controvertido "megafilm" en la década de los 70's, fue una de las creaciones cinematográficas y artísticas que mas causó revuelo en Europa, Norteamérica y América Latina como nunca antes visto. Su rigor en el tema de la experimentación humana en el interior nervioso, con fines "plavlovianos" de reformar una conducta negativa, impactó severamente áreas de la comunidad científica que se venían desarrollando hábilmente.


Cuando hablo de estas áreas de la comunidad científica, me refiero a los campos de la neurología y psicología de antaño, que alguna vez codiciaron para un futuro extremo, fármacos y metodologías concretas para poder obligar la reacción del Ser Humano a abstenerse de ciertas conductas indeseables o determinadas, y con esto depurar el raciocinio liberal del hombre, por la cual escoger de conciencia y fé su propio compromiso con la sociedad y sus implicaciones hacia sí mismo. Este panorama, no sólo se puede contemplar desde el ámbito científico, sino también sobre el religioso: Ejemplo adecuado resulta la Edad de Oro, en la cual Católicos efervescientes atracaron la conducta de millones de ciudadanos europeos, para enrraizar comportamientos intolerantes y agresivos, en contra de las demás manifestaciones dogmáticas, con la finalidad de devoción.


Sobre este tenor precisamente, es el nombre que se le adjuntó a esta obra literaria y cinematográfica, la cual me gustaría tomar como apunte de explicación: "Naranja", sobre la metáfora de ser una fruta, creación de la naturaleza con color propio y dulzura. "Mecánica", cerrando la afirmación de ser objeto a un control conductual, por parte de factores ajenos, el cual altera ferozmente la capacidad propia de Ser, dejando a un lado todos aquellos elementos naturales que alguna vez le caracterizaron. Con esta pequeña metáfora, se trata de comparar e identificar al Ser Humano, sumergido en patrones de conductas forzosos, los cuales hacen de manera intermitente perder su calidad natural, sus propiedades inherentes.


En el filme, sin motivo de narrar la historia completamente, se ve la serie de calamidades, que un jovenzuelo delincuente, holgazán, vividor, drogadicto, arrogante y violento es tomado a un proyecto de laboratorio neurológico denominado "Ludovico"; en el cual severamente se le transmite una "video-terapia" sobre violencia y sucesos devastadores de la humanidad, aunado a la inyección constante de un medicamento, que le obliga a su sistema nervioso producir la sensación de náuceas y malestares intestinales en respuesta a lo que ve y escucha. Ello bajo el deshumano propósito de convertirlo forzadamente en un "Hombre de Bien", pues su enfermedad (su voluntad hacia los actos violentos) le estaba causando graves daños, según los científicos.

Sin embargo, lejos de proporcionarle una vida llena de optimismos y esperanzas. Su conducta queda marcada por una serie de traumas contínuos, los cuales le impiden seguir viviendo como cualquier persona. Sus transtornos le oscurecen su camino, así como los sucesos en su vida personal. Muere a causa de las lesiones de un suicidio fallido, lejos de entender realmente lo que sucedía, lejos de ver por su voluntad y en el deseo atróz de un "Mundo Acorde...".

Significativamente dentro de este suceso, imperó un "magnicidio" no solamente al interior nervioso de un Ser Humano, sino aún mas profundo, a su "Libre Albedrío". A su capacidad de decidir en qué Ser, en cómo Ser... En tomar su naturaleza personal y combinar esas características en la vida misma, buscando una armonía adecuada a la vida de quienes le rodeaban y su voluntad. Esta facultad, la cual ha contraído un sin número de estudios filosóficos y dogmáticos, y dentro de éstas, múltiples debates de su existencia y desarrollo en nuestras vidas, no solamente puede ser detrimentada en el caso descomunal que acabamos de mencionar. Por el largo y ancho de la Historia hemos de entender otras formas despiadadas.

La Institución más poderosa en lo que va del tiempo: La Iglesia, ha sido protagonista de métodos sádicos e ihumanos para "adoctrinar" a sus "fieles" por el paso de los tiempos. "La Santa Inquisición", uno de los organismos en España encargados de procurar el "saneamiento", a todos los quebrantadores de la palabra sagrada, tuvo la "obligación divina" (por si fuera poco) de ANIQUILAR a todo aquél contrario a la palabra del Señor, todo contrario a las ordenanzas celestiales del Papado, todo contrario a sus ideas. Con el fin de procurar una sociedad religiosa desde el más mínimo de sus integrantes. El desajuste de la Libertad de Credo, provocó por décadas la persecución de Hombres y Mujeres Libres en mentalidad, tratando de emular un ejemplo para las generaciones venideras. Esto evocó en la Reforma Protestante en Alemania, con Martín Lutero, decidido a cambiar las reglas del juego.

Un caso similar se originó por mucho tiempo en el III Reich en la Alemania Nazi. En la década de los 40's la organización policial "SS" (Schutzstaffel), quien muy a parte de configurar una red infalible de espionaje en el suelo germano, también usó su estructura para erradicar todo aquél contrario a las prioridades del Emporio Hitleriano. Las diversas manifestaciones exigiendo un alto total a las ejecuciones y persecuciones de judíos y activistas políticos, nunca tuvieron un impacto en la sociedad. Esta "máquina de tormento" puso a temblar a Alemania, y bajo el terror sembró una ideología con punta de lanza. La aceptación de la sociedad de una "doctrina maniaca", no era producto del orgullo de la raza aria, sino de la tristeza de la impotencia. De los nombres que aún quedan guardados en la resistencia de convertirse en "Naranjas Mecánicas", Sophie Scholl, conocida como la "La Rosa Blanca", sobresale por su coraje al enfrentarse desde su pupitre universitario al aparato gubernamental.

Más casos como estos, los podríamos mencionar hasta vaciar nuestros libros de Historia Universal; sin embargo, hay uno en especial que no se encuentra escrito en ellos, y que muy desdichadamente he notado en estos días. La Globalización aunado a traernos grandes maravillas, como la Internet (¿qué haríamos sin ella?) también nos ha llevado a adoptar una costumbre "materialista" desde lo mas sensible nuetro. Este sentido nos ha adentrado tanto, que psicológicamente estamos preparados para decir, que si no tenemos un objeto (cuál sea) no somos importantes. "La moda" (dentro de cualquier situación) nos induce a pensar que tiene prioridad, por razón de ser venidera de otras naciones "urbanas", y que debemos acomodarnos a tal entorno para ser aceptados, si no, no somos parte de la "Sociedad". Sin lugar a dudas, es un golpe constante en nuestras neuronas, que nos obliga perder lo realmente importante, nuestro Ser mismo... Y caemos en simples "Naranjas Mecánicas"

Es doloroso ver como una gran mayoría de nosotros, llega a ser sujeto a un "sometimiento mental" por parte de ajenos, para hacernos ahogar de ideas, costumbres, doctrinas o dogmas, que suelen ir en contra de nuestros deseos y aspiraciones como verdaderos Seres Libres, Seres de Verdad... Que nos convierten y envenenan en "Conductistas" irracionales, imitando los pasos de una tendencia que no entendemos. Olvidamos quienes somos, nuestras verdaderas creencias, raíces culturales y propósitos solidarios que ostentamos con quienes compartimos amor. Se ve decaída ineludiblemente nuestra responsabilidad dentro de todos los sentidos, y nos perdemos en las paredes de concreto del miedo. Sin embargo, aún de todo ello, son muchos quienes dicen "No, esta vez No", y hacen la diferencia... Deciden no ser parte del racimo de esas "Naranjas Mecánicas"...

A manera de cierre, quiero poner un extracto del cual en otras ocasiones he hecho mención, y siento que podría explicarnos mejor esta metáfora ...

"Un prisionero, herido y convaleciente, yace recostado en un poste dentro de un establo, casi no puede hablar ni ver
... El Médico, enviado por el capitán, revisa sus heridas y alcanza a oir entre sus gemidos una voz quebrada...
...Por favor, ayúdame, no quiero seguir así, me duele, me duele mucho...Por favor, termina con esto, termina con mi vida...
...El Médico ve la situación del pobre hombre, y sabe que es difícil, sabe que no hay otra opción...
...Toma una inyección con anestecia, se acerca a su oído y le dice... Esto no dolerá campeón...
...Minutos después de haberle administrado una fuerte dósis de este fármaco, le deja caer...

...Toma su maletín y se aleja del cadaver de inmediato...

...El Capitán que entraba al establo, asombrado de lo que veía, le exclamó furioso... ¡Señor!, ¿Qué ha hecho Usted!... ¿Cómo se atreve?... ¡No le ordené matarlo!...
...El Médico nervioso le expresa... Sus heridas, Señor, eran terribles, jamás había visto semejante cosa...
... ¡Bien me pudo haber obedecido!... El Capitán consumido por su ira, le interrumpe en gritos...
...El Médico, baja su mirada, y con una voz sumamente seria le dice... ¿Obedecer?, ¿Así nada mas?, ¿Sin pensar?... No señor, yo no puedo... quizás cualquiera en esta campaña si, pero yo no... Eso solo lo hacen personas como usted...
(Extracto del Filme "El Laberinto del Fauno", de Guillermo del Toro)

6 comentarios:

Juan Felipe Gomez Chirino dijo...

Hola a todos amigos... realmente estos últimos días me he sentido muy motivado, y esto gracias a USTEDES!!... Sus comentarios dentro de los humildes pensamientos y artículos que he escrito me han llenado de felicidad completamente...Nunca pensé que gente tan valiosa, inclusive, gente que no he visto por muchos años, o que no tengo el gusto de conocer en persona, esté constantemente tomándose la molestia de pasar a este su espacio...Me conmueve que sean muchos los que opinen, critiquen, argumenten, justifiquen, reprueben e incluso... reprochen en este lugar construido para ustedes amigas y amigos. Este es el objetivo último de tal, encontrar y encontrarnos, aprendernos unos de los otros, y forjar un criterio... que quizás no puede ser similar forsozamente, pero que ayudará a entender mas cosas en nuestro entorno...

Muchas gracias por todo, fraternalmente un abrazo, de todo corazón. Espero que mi trabajo les siga gustando cada vez más...

PD. Gisela aún no me has escrito, Cuñadita te estoy esperando, Tacuamacho deja de mandarme ese emoticón de "baile", Jose también a ti te estoy esperando en este espacio, Hazel ya no te enojes por lo que escribo, ya sabes que estoy loco... Y a los demás...cuidense de la "Influenzia AHLNL" (Fuente: Doña Elba Esther Gordillo, presidenta del SNTE... amén)

gisela dijo...

hola J.F.

el hombre siempre ha tenido la capacidad de dicernir y de tomar decisiones, de irse moldeando de acuerdo a la epoca y tiempo en que vive, asi como tambien aprende a aplicar su propio criterio; no se puede prentender que, tener actitudes, ideales o comportamientos que nos distinguen de otros, vengan de una explicacion cientifica.

es nuestra naturaleza evolucionar, y adaptarnos, tener hambre de saber y aprender; no tiene nada que ver con una enfermedad ni nada por el estilo, sino simplemente es nuestro espiritu.....interesante tema....felicidades

Anónimo dijo...

Q pex brodddddddyeeeeeeeeeee...
gracias x la invitación Hermano mío.

No puedo levantarme cada dia sin darle un vistazo a este blog y exclamar ¿LE DAMOS LECTURA MAESTRO? después le paso la mezcla a usted maiiiistro...

Ya en serio hermano mío, que agradable es leer tus notas, tus trabajos se tornan más finos con el transcurso de el tiempo, te felicito mucho y espero seguir teniendo la oportunidad de leerte en otra entrega de estos TEMAS MAS AMABLES de Lolita Ayala.

Un abarazo Hermano.
Atte. Jossif el Ausente.

Anónimo dijo...

X cierto pásate la movie no???

Anónimo dijo...

holita holita juan eso se parece a la doctrina del shock de la cual estabamos hablando en otra ocasion reiniciar a las personas para mantenerlas en un estado infantil ya que la mente tiene una gran carga de estres psiocologico. buen articulo me gusto

Elio Milay dijo...

Lo curioso es que si comparamos el comportamiento humano actual con el de nuestros ancestros hace cientos de miles de años, lo único que cambia es que ellos no se mataban con bombas atómicas, sino con piedras y palos.

Yo tengo fe en el espíritu humano, pero miro hacia los mataderos y se me quitan todas las ganas de ser optimista. Somos seis mil millones y el mundo es un gran charco de sangre. Está claro que el hombre es violento por naturaleza, la biología le hizo así para poder sobrevivir ante grandes peligros. No disponía de colmillos ni garras, así que necesitaba desarrollar su inteligencia de manera brutal y destructiva. En primer lugar con otros animales, y por extensión con los congéneres que le molestaban.

Y así seguimos. Con el mundo en pleno proceso de destrucción. Porque nos hacemos llamar Sapiens Sapiens, pero en el fondo somos menos listos de lo que nos creemos.

Los dinosaurios, sin tanta inteligencia, permanecieron sobre la tierra durante decenas de millones de años. Nosotros llevamos solamente uno. Y dudo muchísimo que cumplamos dos.

Es decir, a nivel biológico, nuestra especie se extinguirá habiendo durado cien veces menos que unos lagartos gigantes con cerebro de mosquito.

¿De qué nos sirve el cerebro? De muy poco.